A NCI-designated Comprehensive Cancer Center
BY City of Hope | 17 de junio de 2016

Mantener una buena salud y cuidarse es una misión anual, y no existe un mejor momento que la Semana y Mes Nacional de la Salud de los Hombres para destacar información importante sobre la forma en que el cáncer afecta la vida de los hombres, el 40 por ciento de ellos será diagnosticado con cáncer en algún momento de sus vidas.

En el caso de los hombres norteamericanos, los tres cánceres más comunes son de próstata, pulmonar y colorrectal, y a diferencia de otros grupos raciales, los hombres hispanos tienen un mayor riesgo de contraer cáncer colorrectal que cáncer pulmonar, que sigue siendo la principal causa de muerte de todas las razas. El cáncer de piel y de vejiga también son más frecuentes en los hombres.

Si bien las tasas de supervivencia siguen aumentando a pesar del diagnóstico de cáncer, existen cada vez más opciones para mantener a los hombres informados sobre los signos, los riesgos y la prevención, a partir de estos cinco puntos clave.

 

La prevención comienza priorizando un estilo de vida saludable.

  • Es fundamental el ejercicio regular. Tomarse al menos dos horas y media por semana para hacer alguna actividad física durante el tiempo libre puede reducir el riesgo de contraer cáncer en los hombres.
  • Limitar el consumo de alcohol a dos vasos o menos diarios tendrá un efecto similar.
  • Evitar o dejar de consumir drogas o tabaco.

 

La nutrición es importante.

  • Todos sabemos que comer sano puede tener una importante repercusión en nuestro bienestar físico o psicológico, pero también sirve para prevenir el cáncer.
  • Limitar el consumo de alimentos y bebidas con alto contenido en calorías, la sal, el azúcar y materias grasas marca una gran diferencia, al igual que incorporar frutas, vegetales y granos enteros a nuestra dieta. 

 

Vacunarse oportunamente aumenta la prevención.

Las vacunas no solo sirven para los niños y los viajeros internacionales.

  • Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan vacunarse contra la gripe anualmente, en especial adultos mayores, personas que sufren enfermedades crónicas y embarazadas, además de los refuerzos contra el tétano durante la adultez.
  • Dado que sus sistemas inmunológicos están debilitados, la mayoría de los hombres mayores de 60 años deben agregar a su plan de seguro médico continuo las vacunas antineumocócicas y las vacunas contra la culebrilla.
  • Los hombres más jóvenes no están exentos, los CDC recomiendan que los hombres de hasta 26 años deben vacunarse contra el papiloma humano (VPH).
  • Además, los hombres con ciertos trabajos (como los de la atención médica) o aquellos con afecciones de salud existentes pueden requerir vacunas adicionales o quizás deban evitar vacunas específicas.

Es fundamental la opinión de un médico para determinar qué vacunas serían las más beneficiosas.

 

El tratamiento comienza con una mayor concienciación.

Conocemos nuestro cuerpo mejor que nadie, de manera que somos nuestro mejor guardián y defensor.

Si lo conocemos bien, algunos cambios en el cuerpo pueden ser una señal de aviso de cáncer. Síntomas como estos pueden indicar la necesidad de atención especializada. Entre estos se pueden incluir los siguientes:

  • Un cambio en los hábitos urinarios o intestinales (incluida la presencia de sangre)
  • Tos constante o con sangre
  • Lunares nuevos o cambiantes
  • Fatiga o dolor excesivos
  • Protuberancias extrañas
  • Pérdida repentina del peso o el apetito

 

Los tamizajes salvan vidas.

Incluso si no presentan síntomas, los hombres pueden aumentar drásticamente sus probabilidades de realizar un tratamiento exitoso si comienzan a examinarse por ciertos cánceres alrededor de los 50 años con un enfoque especial sobre la detección temprana de cáncer de colon, próstata o pulmonar.

Si hay antecedentes de cáncer en la familia, como melanoma de piel, lo prudente sería comenzar con tamizajes regulares incluso en edades menores.

Lo fundamental es que la detección del cáncer a tiempo puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

****

Más de 800 000 hombres norteamericanos serán diagnosticados con cáncer en 2016, y se calcula que el 36 por ciento de estos morirán. La tasa de mortalidad por cáncer es mayor en hombres que en mujeres, y los hombres tienen sus propias preocupaciones y puntos conflictivos relacionados con la salud. No obstante hay mucho por hacer para reducir los riesgos.

 

****

Si busca obtener una segunda opinión o tener una consulta sobre su tratamiento, solicite una cita en línea  o llámenos al 800-826-HOPE. Visite Cómo hacer su primera cita para obtener más información.