A NCI-designated Comprehensive Cancer Center
BY Kevin Chesley | 4 de junio de 2018
Helen Chen, M.D., Department of Radiation Oncology Helen Chen, M.D.
Uno de los tratamientos nuevos más prometedores para el cáncer de pulmón es la radioterapia estereotáctica. Este método utiliza múltiples haces de dosis altas, precisamente dirigidos, de radiación para tratar el tumor del paciente. Helen Chen, M.D., profesora clínica adjunta certificada en el Departamento of Radiooncología de City of Hope, explica esta metodología de vanguardia en los tratamientos con radiación.

La diferencia de la radioterapia estereotáctica

Para las primeras etapas del cáncer de pulmón, durante la última década, ha surgido una nueva elección en la terapia de radiación: SBRT, o radioterapia corporal estereotáctica. “Durante décadas, la radiación para el cáncer pulmonar se daba en dosis pequeñas durante seis o siete semanas, de lunes a viernes. Pero la SBRT trata el cáncer de pulmón en menos de una semana, con solo tres a cinco tratamientos”, explicó Chen, radiooncóloga. “Se entrega una dosis mucho mayor mientras el paciente se recuesta en una mesa, respira normalmente, mira TV y se relaja. Todo con una posibilidad del 97% de erradicar el tumor, y no he visto efectos secundarios. Me ha sorprendido".
La SBRT trabaja utilizando varios haces de diversas intensidades dirigidos a diferentes ángulos para atacar el tumor de manera precisa. Se ha descubierto que es un método mucho más eficaz que los tratamientos tradicionales de radiación definitivos, con muchos menos efectos secundarios y con daños leves o inexistentes en los tejidos circundantes. Daña el ADN de las células del cáncer y las mata.

Buscar el objetivo

Debido a su alcance preciso, el primer paso en el tratamiento con radiación estereotáctica para el cáncer de pulmón es detectar el tamaño y la forma exactos del tumor. "Cada persona tienen un tumor con diferente forma, en un lugar diferente, con un tamaño diferente. Nuestro tomógrafo computarizado específico realiza una tomografía computarizada en cuatro dimensiones (ya sabemos que tenemos tres dimensiones), pero existe una cuarta dimensión de movimiento. Cuando el paciente respira, el tumor pulmonar se mueve", explica Chen.
Después de realizar la tomografía, Chen y un equipo de médicos y dosimetristas diseñan un plan de tratamiento que describe los múltiples ángulos necesarios para disparar los haces de radiación y evitar el tejido sano y enviar el tratamiento directamente a las células cancerígenas.

Efectos secundarios de la radioterapia

Cada parte del cuerpo es capaz de soportar un nivel diferente de radiación. "Se deben seguir pautas muy estrictas de cuánta radiación puede enviarse a la médula espinal, al esófago o al corazón, por ejemplo", explica Chen.
Los posibles efectos secundarios pueden ser a corto plazo, y dependen de dónde se realice el tratamiento. "Si el tumor se encuentra junto al esófago, la persona puede sentir acidez estomacal al tragar. La reduzco con medicamentos para aliviar el malestar", cuenta Chen.
Pero también existen efectos secundarios a largo plazo que se deben tener en cuenta. El mayor miedo que tienen los pacientes al tratar su cáncer con radiación es que la radiación pueda causar un nuevo cáncer meses o años después. Chen intenta aliviar ese miedo. "Cualquier tipo de radiación (el radón de un avión, una radiografía de tórax) tiene una posibilidad limitada de promover el cáncer en un paciente. Es básicamente una cuestión estadística, matemática. Si la posibilidad de promover el cáncer es remota, muy minúscula, ponderamos el riesgo y los beneficios".

El futuro de la radioterapia

Chen espera que existan más progresos para el cáncer pulmonar avanzado. “En ese campo City of Hope logra avances, no solo en el tratamiento de estos pacientes, sino al crear medicamentos que van del laboratorio al ensayo clínico, y al paciente, justo en su propia comunidad. Eso es clave cuando hablamos de alguien que tiene cáncer. Uno les da su tratamiento y después se van, a vivir su vida".
****

Si desea una segunda opinión acerca de su diagnóstico o consulta sobre su tratamiento, solicite una cita online o comuníquese al 800-826-4673. Visite Cómo hacer su primera cita para obtener más información.