El cáncer y la diabetes: Más relacionados de lo que se cree

18 de enero de 2017 | by Abe Rosenberg

breakthroughs - islet cells Many people struggle with both diabetes and cancer at the same time.

Tal vez ya haya oído que City of Hope acaba de anunciar su propósito de curar la diabetes de tipo 1 en un plazo de seis años, lo cual será posible en parte gracias a una generosa donación de la familia Wanek.

Este anuncio da lugar a una pregunta obvia:

¿Por qué un conocido centro dedicado al cáncer como City of Hope dedica tanto tiempo, trabajo y recursos al estudio y el tratamiento de la diabetes? ¿Acaso no son enfermedades muy diferentes?

La respuesta es que sí y que no.

Para comenzar, una gran cantidad de personas deben enfrentar la diabetes y el cáncer al mismo tiempo.

Las personas que tienen diabetes de tipo 2 (el tipo más común) tienen el doble de probabilidades de padecer cáncer de hígado o de páncreas. También tienen un riego superior al normal de padecer cáncer de colon, de vejiga y de mama. La tasa de mortalidad entre las mujeres diabéticas que tienen cáncer de mama es superior a la de las mujeres que no tienen diabetes. (Parece extraño, pero los hombres diabéticos tienen menos riesgo de padecer cáncer de próstata).

Cada vez hay más investigaciones que indican claramente que esto no es aleatorio ni accidental, sino que es evidente que el cáncer y la diabetes están íntimamente relacionados de muchas maneras, desde sus características biológicas, hasta los factores de riesgo y las opciones de tratamiento.

“El cáncer y la diabetes son dos caras de la misma moneda”, afirmó la Dra. Debbie Thurmond, directora del Departamento de Endocrinología Molecular y Celular del Instituto de Investigación de la Diabetes y del Metabolismo de City of Hope. "Son trastornos del metabolismo normal del cuerpo".

Pueden contribuir a explicar por qué la obesidad es uno de los principales factores de riesgo en relación con ambas enfermedades. El exceso de grasa puede iniciar ese proceso de perturbación y aumentar la inflamación, que es un desencadenante conocido de la diabetes y del cáncer. Los depósitos de grasa situados alrededor de los órganos internos segregan productos químicos y envían señales que hacen que las células se vuelvan más agresivas. Esto inicia el crecimiento tumoral y al mismo tiempo genera resistencia a la insulina, lo que conduce a la diabetes de tipo 2.

Además, una enfermedad puede alimentarse de la otra. Algunos estudios indican que la concentración de insulina superior a la normal, que es habitual en los diabéticos de tipo 2, puede provocar cáncer. Al mismo tiempo, la acumulación de azúcar en la sangre es justamente lo que necesiten algunas células cancerosas.

“A las células malignas les encanta la glucosa”, añadió la Dra. Rama Natarajan, directora del Departamento de Complicaciones de la Diabetes y Metabolismo, y especialista en oncología molecular. "Es su combustible principal, como sabemos desde el año 1930, que fue cuando se identificó el efecto Warburg".

El ganador del Premio Nobel Otto Warburg demostró que las células cancerosas consumen y metabolizan glucosa a un ritmo que es 200 veces superior al normal. En efecto, las tomografías por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés) están diseñadas para detectar la presencia de cáncer en el cuerpo mediante la ubicación de zonas con un elevado consumo de glucosa.

Por consiguiente, en teoría, un medicamento que disminuya la concentración de azúcar en la sangre en las personas diabéticas también podría combatir el cáncer, al "matar de hambre" las células malignas. Este es el motivo por el cual muchos investigadores del cáncer están estudiando con detenimiento la metformina, que es el fármaco principal para tratar la diabetes de tipo 2. Hay pruebas de que los diabéticos que toman metformina pueden tener menos probabilidades de contraer cáncer y, en caso de que lo hayan contraído, muchas menos probabilidades de morir a causa de él.

Algunos tratamientos, sin embargo, pueden combatir una enfermedad y empeorar la otra.

“Hay algunos tipos de quimioterapia que inducen la resistencia a la insulina, lo que causa síntomas de diabetes”, señaló el Dr. Arthur Riggs, director del Instituto de Investigación de la Diabetes y del Metabolismo en City of Hope. Fue el trabajo pionero de Rigg en la década de 1970 el que condujo al desarrollo de la insulina humana sintética.

Lo que es peor, la inmunoterapia, que es uno de los avances más emocionantes en materia de tratamiento del cáncer, puede provocar una forma de diabetes de tipo 1 menos común, que es en esencia un trastorno autoinmune. Con la inmunoterapia, se le da "rienda suelta" al sistema inmunológico del organismo y este puede atacar algunas células que son fundamentales para la producción de insulina en el páncreas. “La inmunoterapia”, explicó Riggs, “puede provocar diabetes permanente. Es una complicación grave". Tan grave es que algunos colegas de Riggs se preguntan si no habrán cruzado la línea de "no hacer daño". Riggs no lo cree así. "Es un avance", apuntó. "La inmunoterapia puede salvar la vida de una persona y la diabetes que queda se puede tratar".

Todo esto lleva a pensar que es lógico, incluso necesario, que los especialistas en cáncer y en diabetes trabajen juntos. City of Hope lo entiende así desde hace 40 años, lo cual llevó a que, en el año 2014, se abriera el Instituto de Investigación de la Diabetes y del Metabolismo, y a que, en el año 2016, se creara el Proyecto de la Familia Wanek para Curar la Diabetes de Tipo 1 en City of Hope. Las oportunidades para colaborar son enormes y la necesidad de ese intercambio es indudable.

“Es necesario que nos preocupemos los unos por los otros”, señaló Thurmond, directora de Ruth B. & Robert K. Lanman, del programa de Investigación sobre Regulación Génica y Descubrimiento de Fármacos, indicó: "Dado que tratar una enfermedad puede provocar un caos en la otra, debemos comunicarnos e intercambiar información, y eso es precisamente lo que hacemos".

“Si bien la siguiente es solo una conjetura bien fundamentada”, señaló Riggs, quien dirige el programa Samuel Rahbar en Diabetes y Descubrimiento de Fármacos, “yo diría que la mayoría de los investigadores en materia de diabetes también trabajan con el cáncer, y que muchos de los biólogos dedicados al cáncer están llevando adelante trabajos que son pertinentes para la diabetes”.

Tal vez el campo donde esa cooperación reviste más importancia es en el trasplante de células de los islotes, el cual es un tratamiento experimental prometedor para la diabetes de tipo 1. En ese tratamiento se implantan conglomerados de células de un páncreas donante con la esperanza de que comiencen a producir insulina y a regular la glucemia.

Cuando se emprende un trasplante quirúrgico tan complejo, es invaluable poder consultar a colegas que han hecho más de 13.000 trasplantes de médula ósea y células madre para tratar la leucemia y otros tipos de neoplasias sanguíneas.

“El rechazo, por ejemplo, siempre puede ocurrir con cualquier trasplante, por lo que es necesario inhibir el sistema inmunológico”, aclaró Riggs. "Los oncólogos especialistas en médula ósea son quienes más saben sobre la inmunodepresión".

Lo mismo ocurre a la inversa.<br/> Los investigadores en materia de diabetes están desarrollando un tratamiento que tal vez un día permita curar la enfermedad y ofrezca un beneficio adicional: también puede llegar a detener la enfermedad injerto contra huésped, que es un grave obstáculo en los trasplantes de médula ósea.

Hay otros trabajos conjuntos que se están llevando a cabo y que podrían dar frutos próximamente. Entre ellos, se encuentran:
 

  1. Búsqueda de un posible vínculo entre el receptor del producto final de la glucación avanzada y algunos tumores cerebrales. "Hemos observado que los gliomas crecen con mayor rapidez en los ratones diabéticos", indicó Natarajan, profesor en investigación sobre la diabetes del Sector Nacional de Productos Comerciales. “El equipo está trabajando con el Dr. Behnam Badie, quien es neurocirujano de City of Hope, a fin de examinar esto".

  2. Un subsidio de los Institutos Nacionales de la Salud permitirá investigar si la resistencia a la insulina es un factor clave que incide en la elevada tasa de cáncer de mama triple negativo en mujeres obesas de color.

  3. Se creará un programa de capacitación para estudiantes de posdoctorado sobre la relación entre la diabetes, los trastornos del metabolismo y el cáncer.


El objetivo final común es, por supuesto, erradicar tanto el cáncer como la diabetes. Si bien nadie puede decir cuánto llevará eso, es razonable creer que, si se trabaja codo a codo en ambos campos, es probable que se logre. Un paso a la vez.

"Para los investigadores, 'curar' es una mala palabra", comentó Thurmond. "No nos gusta alimentar falsas esperanzas. Por el momento, sin embargo, el plan consiste en curar la diabetes en los próximos diez años, sin empeorar el cáncer".

****

Obtenga más información sobre nuestros tratamientos e investigaciones relacionados con la diabetes.

 

 

 

 

Ir al Inicio
Yanghee Woo bio portrait Nuevos tratamientos y atención personalizada brindan esperanza a pacientes de cáncer de estómago
breakthroughs - Dr. Yuan and Susan ‘Paciente milagro’ encuentra nueva esperanza con la vacuna de cáncer de mama
Amelia Tena Success Story Image Lo que Aprendí: Lecciones de Amelia Tena, Sobreviviente de Cáncer
cervical cancer awareness month reduce risk Disminuya su riesgo de contraer cáncer cervical: hágase la prueba VPH
Breakthroughs - cancer 2016 - 256x256 Cáncer 2016: tratamientos más potentes, enfoques más personalizados
Rahul Jandial, M.D. Percepciones sobre el cáncer: mis pacientes con cáncer son superhumanos
Breakthroughs - Anthony Stein 256x256 En 'Detour', una paciente de leucemia relata una crónica de su retorno a la salud.
Cindy Howard ¿Tiene cáncer y desea viajar? Aquí le ofrecemos siete consejos para hacerlo de manera segura y divertirse
breakthroughs - stress -256x256 Cuatro maneras para reducir el estrés durante las fiestas navideñas para los pacientes de cáncer (con vídeo)
breakthroughs - Emily Taylor 256x256 Lo que aprendí: Seis preguntas para la paciente de cáncer pulmonar, Emily Bennett Taylor
Cindy Howard ¿Tiene cáncer y desea viajar? Aquí le ofrecemos siete consejos para hacerlo de manera segura y divertirse
Emily Taylor Sobreviviente de cáncer de pulmón: lo que aprendí durante el tratamiento
Breakthroughs - cancer 2016 - 256x256 Cáncer 2016: tratamientos más potentes, enfoques más personalizados
Breakthroughs - Anthony Stein 256x256 En 'Detour', una paciente de leucemia relata una crónica de su retorno a la salud.
Amelia Tena Success Story Image Lo que Aprendí: Lecciones de Amelia Tena, Sobreviviente de Cáncer
Breakthroughs - Jose Eber and Jacklyn Smith 256x256 Diez consejos fáciles de belleza para pacientes con cáncer
breakthroughs - Emily Taylor 256x256 Lo que aprendí: Seis preguntas para la paciente de cáncer pulmonar, Emily Bennett Taylor
Breakthroughs - woman on beach Cómo hacer que su vida sea más fácil: diez consejos para las pacientes con cáncer de seno durante su tratamiento
Breakthroughs - art therapy for patients is more than painting pictures Para las pacientes con cáncer, la terapia con arte es más que pintar cuadros
Breakthroughs - ovarian cancer survivor Allisa Miller sobreviviente de cáncer de ovario se apoya en su familia, en su fe y en City of Hope para desafiar las probabilidades

Buscar blogs