A NCI-designated Comprehensive Cancer Center
BY City of Hope | 7 de marzo de 2016

Ser diagnosticada con cáncer de seno por segunda vez después de un breve periodo de remisión, puede ser difícil y abrumador. Pero para Amelia Tena, una inmigrante hispana que reside en el sur de California, esta noticia presentó un nuevo reto. Con gran fortaleza para continuar luchando y eventualmente vencer el cáncer, Amelia buscó cuidado especializado en un centro integral de cáncer, y encontró a City of Hope.

City of Hope ofrece asistencia integral para pacientes y sus familias a través de educación al paciente, grupos de apoyo, recursos sociales y terapias para la mente y el cuerpo. “Estoy muy agradecida por el cuidado médico especializado que recibí en City of Hope y por los muchos recursos que ofrecen”, dijo Amelia.

Amelia es un testamento viviente de cómo los médicos y científicos de City of Hope trabajan juntos para vencer el cáncer y salvar vidas, a través de avances médicos y de tratamientos individuales. La extraordinaria historia de Amelia sirvió como inspiración para la nueva campaña Hispana de City of Hope. Después de nueve años, Amelia es una sobreviviente del cáncer con una vida activa, sirviendo como voluntaria para City of Hope, y proporcionando apoyo y educación a los pacientes de habla hispana que visitan el centro de tratamiento.

Amelia es un verdadero ejemplo de perseverancia y éxito, y a continuación comparte algunos consejos para las personas que han sido diagnosticadas recientemente con cáncer.

  1. Busque una segunda opinión
    En un principio, le inundarán de información. Es muy importante que obtenga una segunda opinión de una fuente confiable, como City of Hope. Encuentre la mejor opción de centro integral de cáncer para el tipo de cáncer que posea y no tenga miedo de buscar una segunda, o incluso una tercera opinión.
     
  2. Recuerde tratar su alma
    El proceso de tratamiento y cirugía puede ser muy intenso. Puede incluso hacer que se olvide de algo muy importante – sanar el alma. Una de mis actividades favoritas es el tai chi.  Me calma completamente. También me encanta caminar. Bien sea que disfrute meditar, hacer yoga, o tomar largas caminatas, hacer cosas sencillas cada día para sanar su alma marcan la diferencia, no sólo para su propio bienestar, sino también como parte de su tratamiento.
     
  3. Encuentre o cree una comunidad
    Rodéese de personas que puedan ofrecerle ayuda y apoyo fuera de su círculo familiar y de amigos. Esta es una buena forma de compartir recursos e ideas. Yo inicié un grupo comunitario para hispanos que me ayudó a compartir ideas con otras personas sobre cómo cuidarnos de mejor manera. Es importante compartir el conocimiento que ha aprendido con otros, quienes tal vez estén enfrentando el mismo tipo de situaciones que vivió cuando fue diagnosticado con cáncer, para que aprendan de su experiencia y conocimiento.
     
  4. Comunique cómo se siente
    Esta enfermedad afecta cada aspecto de su vida: el emocional, mental y financiero, además de que afecta a cada uno de los miembros de su familia. Es abrumador el darse cuenta de todo esto, y es por ello que conversar con alguien que entienda por lo que está pasando le ayudará a superar esta difícil transición.
     
  5. Pida ayuda en su lenguaje de preferencia
    Asegúrese de buscar atención médica en su lenguaje de preferencia. Es importante que reciba las opciones que tiene para tratamiento y diagnosis en ese lenguaje y por parte de un profesional médico, para que usted y su familia puedan entender fácilmente las opciones de tratamiento y así tomar una decisión informada, en vez de cuestionarse a sí mismo.


Si busca una segunda opinión sobre su diagnosis o si desea una consulta sobre su tratamiento,  pida una cita en línea o contáctenos a 800-826-HOPE. Para más información, por favor visite Cómo Hacer Su Primera Cita.