Radioterapia y cánceres de cabeza y cuello

Descripción general

No obstante que el tratamiento estándar de los cánceres de cabeza y cuello implican cirugía seguida de radiación posterior a la operación, muchos casos pueden ser tratados con radiación y quimioterapia sin necesidad de cirugía. Los avances en la radioterapia guiada por imágenes nos han permitido administrar dosis más intensas de radiación en una zona más enfocada del cuerpo, lo que aumenta la eficacia del tratamiento contra el cáncer y minimiza su impacto en las estructuras circundantes, incluyendo estructuras críticas como las glándulas salivales, la médula espinal , el tronco cerebral y los músculos de la deglución.

En City of Hope, hemos tratando el cáncer de cabeza y cuello utilizando tomoterapia helicoidal desde 2004, y por lo tanto nuestro departamento tiene una amplia experiencia en la planificación y la aplicación de dicho tratamiento. Esta tecnología combina la aplicación de radiación con imágenes avanzadas - incluyendo la tomografía por emisión de positrones (PET), imágenes de resonancia magnética (MRI) y tomografía computarizada (TC) en tres dimensiones - por lo que el tratamiento está dirigido precisamente al tumor, evitando al mismo tiempo los tejidos normales cercanos. La generación de imágenes posteriores al tratamiento también se realiza durante las citas de seguimiento para asegurar resultados óptimos para el paciente.

[[FIGURES 1a THRU 1d]]

He aquí un ejemplo: la figura 1a muestra una tomografía computarizada tradicional del cuello se utiliza para la planificación del tratamiento.  Los bordes del tumor están mal delineados.  Con una tomografía de planificación de tratamiento PET/CT fusionada (figura 1b), se puede reconocer inmediatamente los límites del volumen del tumor. La exploración también demostró pequeños ganglios linfáticos en el cuello con niveles de brillo consecuentes con afectación tumoral (figura 1c). Con la tomografía computarizada por sí sola, estos ganglios linfáticos no habrían sido cubiertos en el volumen de tratamiento con dosis alta.  Dada la perfecta fusión de imágenes de PET/CT, fue posible delinear estos ganglios en el plan de tratamiento sin distorsión ni incertidumbre. Por otra parte, con una resonancia magnética fusionada de cuello (figura 1d), la información adicional con respecto a la extensión del tumor ya está disponible. Estos datos se incorporan fácilmente en nuestra planificación. 

[[FIGURE 2]]

La figura 2 muestra el plan de tratamiento de tomoterapia del mismo paciente: el mapa de colores muestra diferentes cantidades de dosis de radiación que se aplican a diferentes áreas de la cabeza/cuello. Esto se conoce como "coloración de dosis". La distribución de dosis de radiación en la cabeza/cuello se personaliza según el tipo de tumor individual y anatomía de cada paciente. 

[[FIGURE 3]]

Este proceso de planificación sofisticada utilizando los resultados del sistema de tomoterapia en las distribuciones de dosis que pueden evitar las estructuras críticas en la cercanía inmediata del tumor, tales como las glándulas salivales (figura 3).

Conozca más acerca de nuestros programas de oncología contra cáncer de cabeza y cuello.


 

Ir al Inicio