blog hero

Combinar tres herramientas poderosas para detectar el cáncer temprano

Hay cierta urgencia en su voz y en su comportamiento.

El cirujano Dan Raz, M.D., M.A.S., es el codirector del Programa de Oncología torácica y Cáncer de pulmón de City of Hope. Está en una cruzada para desarrollar el estudio de detección de cáncer y las herramientas de detección temprana más eficaces posibles y para que estén a la disposición de la mayor cantidad de personas, especialmente aquellas con cáncer en su familia.

La urgencia viene desde un terreno personal. El reloj está corriendo.

"Tengo muchos antecedentes de cáncer en mi familia", explicó. "Esto ha condicionado mi vida, y es el motivo por el que estudié medicina".

Raz perdió a su madre, a dos tías y a los dos abuelos maternos a causa del cáncer. Creció en un hogar donde la enfermedad acechaba constantemente. Le dejó una marca.

"Mamá siempre dijo que se iría antes de tiempo", lamentó, y después agregó, casi con naturalidad, "y yo tengo la misma preocupación".

Es una carga terrible, y Raz dice que hay demasiadas personas que se encuentran en la misma situación. Muchos antecedentes de cáncer en la familia recaen sobre ellos, les genera ansiedad e incertidumbre constante, y una profunda frustración porque aún no hay una prueba o estudio de detección confiable de todo el cuerpo que pueda confirmar la presencia de cáncer.

Pero, ¿qué pasaría si existiera dicha prueba? ¿Tranquilizaría a las personas saber que tienen la posibilidad de averiguarlo con seguridad, en forma regular, sí o no?

Doctor Dan Raz
Dan Raz, M.D.

Raz busca descubrirlo con un estudio nuevo con un enfoque “tríada”, en el que trabaja con la codirectora del estudio Stacy Gray, M.D., jefa de la División de Genómica de Cáncer Clínico.

Si bien no hay una única prueba capaz de descubrir el cáncer en todas partes del cuerpo, algunas herramientas actuales se acercan bastante y siguen mejorando. El estudio utilizará las tres.

1. Biopsia líquida:  Muchos creen que este es el futuro de la detección del cáncer. Una biopsia líquida es una prueba de sangre muy sofisticada que puede detectar las células de cáncer circulantes o el ADN alterado que indique presencia de cáncer... en algún lugar. Hay muchas variedades de biopsias líquidas en desarrollo, y los resultados han sido desiguales hasta ahora. El estudio nuevo utilizará un producto de biopsia líquida supersensible que "detecta más de 3,000 variantes de 272 genes relacionados con el cáncer", de acuerdo con el protocolo.

2. Imagen de resonancia magnética de todo el cuerpo: A diferencia de la biopsia líquida, la imagen de resonancia magnética (MRI) no puede detectar una alteración en el ADN o en una célula única. Pero puede señalar la ubicación de un cáncer, si el tumor es lo suficientemente grande, usualmente de un centímetro o más. Las MRI se usan de manera rutinaria para detectar el cáncer en órganos específicos. Pero escanear todo el cuerpo para detectar el cáncer, es un proceso costoso y que lleva su tiempo; no se considera parte del estándar de atención, excepto en un par de casos. A los pacientes con mieloma múltiple y trastornos heredados poco comunes conocidos como síndrome Li-Fraumeni se les realiza MRI de cuerpo completo porque sus cánceres pueden aparecer en cualquier parte. Además, los pacientes con síndrome de Li-Fraumeni son susceptibles a la radiación, lo que puede desencadenar el avance de cáncer. Así que, para ellos, una MRI de cuerpo completo, que no utiliza radiación, es preferible antes que una tomografía computarizada (CT).

"Queremos ver si las biopsias líquidas y las MRI de cuerpo completo se pueden complementar", dijo Shana Landau, M.D., profesora clínica adjunta de Radiología diagnóstica en City of Hope y coinvestigadora del estudio. Pejman Mortarjem, M.D., profesor clínico adjunto del Departamento de Radiología Diagnóstica es otro coinvestigador del estudio.

Shana-Landau-Headshot
Shana Landau, M.D.

Participarán cien personas. Cada una debe tener fuertes antecedentes familiares (al menos dos parientes cercanos) de cáncer. Cada participante completará una encuesta diseñada para medir su ansiedad y determinar su lugar en la "escala de preocupación de cáncer". Los participantes recibirán tres evaluaciones iniciales para determinar el punto de referencia: una evaluación de ADN o "línea germinal", para establecer la presencia de cualquier anomalía, como mutaciones de BRCA1 o BRCA2, la biopsia líquida; y finalmente, la MRI de cuerpo completo.

Seis meses después, todos completarán la encuesta nuevamente, para ver si han cambiado sus niveles de ansiedad.

¿Cómo se medirá el éxito?

"Si las personas que participan consideran positiva la experiencia y si este enfoque les permite sentirse más tranquilos", dijo Raz.

Como es un estudio tan pequeño, los investigadores no esperan detectar muchos casos de cáncer en este grupo, quizás uno o dos participantes descubrirán que tienen un tumor maligno real. El equipo del estudio informará a cada participante sobre los resultados de sus estudios, y si surgiera algo "preocupante", especialmente de la MRI de cuerpo completo, los pacientes recibirán asesoramiento para recibir atención de seguimiento y realizarse otros estudios.

Pero el objetivo real de esto es recolectar datos y comenzar un proceso más largo, más amplio, más diverso y mucho más detallado.

"Este es un primer paso", agregó Raz.

¿Podríamos ver que un día todos los pacientes de

manera rutinaria se realicen biopsias líquidas y MRI de cuerpo completo, de manera similar a las mamografías regulares y las detecciones de PSA?

"Eso sería fantástico", dijo Landau. "Pero estamos muy lejos". Lo que hay aquí ahora es la tecnología que hace que las máquinas de MRI sean más potentes, con mayor fuerza magnética y mejor software. "La velocidad y la resolución han mejorado, lo que ha aumentado nuestras probabilidades de detectar lesiones más pequeñas", dijo.

La idea de emplear estas herramientas de última generación para este estudio primero en su tipo intriga a Landau y también a Raz.

"Estamos intentando crear una manera nueva de detectar el cáncer, usando la tecnología más reciente", explicó Raz, "también aprovechando las fortalezas de City of Hope, para poder hacerlo de manera segura y eficaz".

"Me entusiasma ser parte de esto: la posibilidad de crear un nuevo protocolo estándar para la detección temprana del cáncer", concluyó Landau.

"Tengo la esperanza de que las personas se beneficien de esto en el futuro".

Si usted tiene 50 años o más y cuenta con fuertes antecedentes familiares de cáncer, puede ser elegible para participar en el estudio. Para obtener más información, comuníquese con el socio de investigación clínica del estudio Aaron Ceniceros en [email protected] o al 626-218-4685.